Visita nuestro Instagram

Zeus, su descendencia y sus representaciones artísticas

Descendencia de Zeus y su vida amorosa

Después de Metis le tocó el turno a Temis, una titánida de quien Zeus obtuvo sólo  hijas: las Horas (Irene, Eunomia y Dicea) y las Moiras, encarnación del destino y de las que ya hemos hablado en otra entrada de nuestro blog. 

Luego se unió con Dione, otra titánida, en quien engendré a Afrodita; con Eurínome, de quien nacieron las Gracias; con Mnemosina, con quien tuvo las Musas; y con Leto, madre de Apolo y Artemisa. Según Hesíodo, después de Leto, Zeus se caso con Hera, su propia hermana y la que fue interminablemente infiel. Pero siempre volvía con ella. Con otra de sus hermanas, Deméter, Zeus tuvo a Perséfona. Como las aventuras amorosas de Zeus con mujeres mortales son  incontables, mencionaremos las más importantes: Alcmena, madre de HérculesAntíope, Caisto, Dánae, Egina, Electra, Europa, Ío, Laodamia, Leda, Maya, Níobe, Semele y Taigete. Con algunas de estas mujeres, Zeus se unió bajo la forma de un animal: con Europa, como un toro; con Leda, como un cisne...

Zeus era considerado por los griegos como el dios de la totalidad de la vida y del universo. Arato pudo decir de él: "Zeus llena todas las calles, todas las plazas públicas; llena el mar y las puertas del mar; en todas las partes, en efecto, tenemos todos nosotros necesidad de Zeus."

Zeus el poderoso

Del mismo modo que era terrible, también se mostraba bondadoso y comprensivo para las debilidades y fragilidad de los hombres. En Sicione y en Atenas se adoraba al gran dios del Olimpo bajo el epíteto de Zeus Miliquica, dios que protegía a los débiles y necesitados. Bajo el nombre de Erkeyos protegía el muro que separaba el recinto habitado del altar que se levantaba en el patio. En los festines se bebía la tercera copa en honor de Zeus Soter (Salvador). Cuando los griegos se olvidaban de sus divisiones y podían sentirse unidos, Zeus era el único dios ante el cual podían sentirse unidos. En la época arcaica, Zeus no tenía imágenes: bastaban las cumbre de las montañas para suscitar la idea de la grandeza de dios.

Representaciones artísticas de Zeus

Antes de que existiera la primera estatua de Zeus, la del lacomiano Dontas, según nos informa una tradición oscura, el dios se representaba mediante símbolos tales como la piedra de Zeus de Kappotas, la del Zeus Stemos y el exvoto de Zeus Triopas, consagrado en Argos en el templo de Atenea, pero este exvoto era un xoanon de forma humana con tres ojos, uno de ellos en la frente. Fidias creó un nuevo tipo de Zeus en la estatua criselefantina para el templo de Olimpia. Era tan admirada y venerada que se consideraba como una desgracia morir sin haberla visto. Se decía que, cuando la terminó, el genial escultor rogó a Zeus que, mediante una señal, le manifestase si la obra era de su agrado: Zeus contestó mandando un rayo que cayó en el atrio del templo.

Video 3D del Puteal de la Moncloa en FGArte

 

Zeus, junto a su hija Atenea, las Moiras, la diosa Niké y Hefesto, aparecen en la pieza más emblemática de FGArte, el Puteal de la Moncloa