Las Moiras

Las Moiras son personificaciones femeninas del destino humano que llegaron a identificarse con las tres Parcas: Cloto, Láquesis y Átropo, quienes hilaban la vida de cada mortal. Ean hijas de Zeus y de Temis, y hermanas de las Horas.

Las Moiras carecían de mito, pero su poder era tanto que hasta el mismo Zeus lo acataba. La Moira era "la potente, la perniciosa deidad cuya acometida no puede evitar ninguno de los seres que ven la luz", dice Homero.

¿Qué expresan las Moiras?

Las Moiras expresan los sucesos y etapas de la vida humana: el hilo que tocan las terribles hermanas es el símbolo de los instantes de cada existencia. Láqueis hila, Cloto sostiene y Átropo corta el hilo que nadie puede volver a anudar. Para algunos autores son representaciones del pasado, presente y futuro. Profetizan, cantan y nunca duermen, presiden el acto  del nacimiento y deciden el momento de la muerte. Platón las consideraba como hijas de Ananké (la Necesidad), y las representaba cada una sentada en un trono, vestidas de blanco y corona de oro en la cabeza. Hilaban lana blanca para una existencia dichosa y larga, y lana negra para la que había de ser corta y desgraciada. A veces mezclaban en el huso hilo de oro o seda para las vidas excepcionalmente magníficas.

Las Moiras representadas en obras de arte

Las Moiras están presentes en dos importantes obras de arte, el frontal del Partenón de Atenas y el Puteal de la Moncloa. Ambas piezas representan en nacimiento de Atenea.

Moira Cloto

De las tres Moiras, Cloto era quien hilaba las hebras de la vida con su rueca. Era adorada en muchos Santuarios de Grecia, al igual que sus hermanas.

Moira Cloto en el Puteal de la Moncloa

En el Puteal de la Moncloa se encuentra situada después de Atenea y antes que sus hermanas.

Moira Láquesis

Según la mitología griega, Láquesis determina el futuro de las personas, pues ella es quien decide la longitud del hilo de cada una de las vidas humanas y, por tanto, la duración de la vida correspondiente a cada persona. Láquesis es representada como una matrona desenrollando una tira de papel en la que está escrito el destino de los humanos.

Moira Láquesis

Moira Átropo

Es la última de las Moiras. En el Puteal de la Moncloa aparece junto a Hefesto y sujetando una píxida o píxide, que era un recipiendte que se utilizaba para alamcenar aceites, ungüentos o joyas.

Átropo era la mayor de las tres hermanas. Ella elegía el mecanismo de la muerte y terminaba con al vida de cada mortal cortando su hebra con sus "aborrecibles tijeras". Trabajaba junto con Cloto, quien hilaba la hebra, y Láquesis, quien medía su longitud.

Moira Láquesis en Puteal de la Moncloa