Toro de Azaila

El toro de Azaila es una figura con forma de toro en actitud de ir a embestir que fue encontrada en Azaila.

Azaila es un municipio de la provincia de Teruel, situado en la margen derecha del río Aguasvivas, en la comarca del Bajo Martín, en la Comunidad Autónoma de Aragón, España.​ Tiene una población de 155 habitantes y tiene una extensión de 81,44 km². En sus cercanías se encuentra el poblado ibérico de Cabezo de Alcalá. El conjunto arqueológico de de Cabezo de Alcalá comprende una acrópolis, varias edificaciones colindantes y una necrópolis celta, y está considerado con un bien de interes cultura. Este asentamiento fue uno de los más importantes del pueblo Ibérico en el Valle Medio del Ebro.

Su origen se sitúa en el siglo IX antes de Cristo, en la llamada Edad del Bronce Final. Tuvo su desarrollo como asentamiento preibérico desde el 550 a.C. El pueblo ibérico, asentado en este Valle y en el área que llega hasta Alcañiz, fue el de los Sedetanos. Su declive llegó durante las Guerras Civiles romanas, entre los años 80 y 76 antes de Cristo. Fue arrasada por el ejército pompeyano, que destruyó la población por ser partidaria de Sertorio.

El templo de Azaila, donde fue encontrada esta figura, fue levantado en los siglos III-II a.C. El templo constituiría un "santuario de entrada", situado junto a la puerta de acceso a la población. Los "santuarios de entrada" eran santuarios urbanos que en las poblaciones ibéricas estaban dedicados a divinidades relacionadas con los rituales de paso, la fecundidad y la protección del territorio. En este caso, representaría un culto al toro, el cual simboliza la fuerza fecundadora de la naturaleza, necesaria para la supervivencia y prosperidad, reforzado por la roseta que lleva sobre la testuz, que muchos toros llevaban en las festividades cuando accedían al templo.

El toro de Azaila lleva una roseta sobre la frente y espigas bajo las pezuñas que servirían para embutirlas en un pedestal, y que son restos de los conos de fundición. Llevaba sobre el cuello una pieza de bronce en forma de U con una perforación en cada extemo, que parece un asa de caldero, pero que se ha interpretado a veces como un yugo que indicaría su participación en tareas de arada. Junto al toro se halló un ara encalada de blanco y parte del pedestal que sostenía la figura.

En nuestro museo 3D puedes encontrar su representación virtual y ver los detalles de esta imponente figura.

Si te ha gustado esta historia y quieres adquirir una reproducción haz clic en Toro de Azaila