Puteal de la Moncloa

El puteal de la Moncloa representa el nacimiento de Atenea.  

La pieza original se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico Nacional, con unas medidas de 99,50 cm. de alto y 84 cm. de diámetro.

 

Reproducción Puteal de la Moncloa realizada por Francisco Gago

Reproducción de puteal de la Moncloa realizada por Francisco Gago a escala 1:15

 

La palabra latina puteal significa pozo o brocal de pozo. El Puteal de la Moncloa hallado en el Palacio del que ha tomado el nombre, es un pozo o brocal de pozo romano de época julio- claudia (siglo 1 d.C.). Está realizado en mármol y decorado con relieves que narran dos mitos griegos: el del nacimiento de Atenea en el Olimpo y el de las Moiras, encargadas de tejer el destino de los hombres y de los dioses. La importancia de los relieves esculpidos en el Puteal reside en la relación que muchos investigadores han visto entre éstos y los del Partenón, templo que los griegos dedicaron a la diosa Atenea. Hasta hace poco tiempo el Puteal de la Moncloa se ha utilizado para reconstruir el perdido grupo central del frontón oriental del Partenón. Tanto el Partenón como el Puteal narran el mismo mito, sin embargo, se ha comprobado que la relación entre ambos no es tan exacta como se había creído hasta entonces.

El mito del nacimiento de Atenea

"A ella la engendró por sí solo el prudente Zeus de su augusta cabeza, provista de belicoso armamento de radiante oro. Un religioso temor se apoderó de todos los inmortales al verla. Y ella, delante de Zeus egidífero, saltó impetuosamente de la cabeza inmortal, agitando una aguda jabalina. El gran Olimpo se estremecía terriblemente, bajo el ímpetu de la de ojos de lechuza. En torno suyo, la tierra bramó espantosamente. Se conmovió, por tanto, el ponto, henchido de agitadas olas, y quedó de súbito inmóvil la salada superficie. Detuvo el ilustre hijo de Hiperión sus corceles de raudos pies por largo rato, hasta que se hubo quitado de sus inmortales hombros las armas divinales la virgen Palas Atenea. Y se regocijó el prudente Zeus. Así que te saludo a ti también, hija del egidífero Zeus, que yo también me acordaré de otro canto y de ti ".

La representación del nacimiento de Atenea en el puteal de la Moncloa

Atenea, hija predilecta de Zeus, diosa virgen y guerrera que había renunciado a su sexualidad femenina, aparece representada en el brocal de pozo de la Moncloa con el casco ático, la égida sobre su vestido y el escudo en su mano. Muestra su vinculación con Zeus volviendo el rostro hacia él. Flotando entre ambos aparece Nike, la Victoria alada, coronando a Atenea con la corona de laurel.

A la derecha de Atenea, Zeus, de gran tamaño, aparece sentado en un trono con el doble haz de rayos en su mano. Es el padre y el rey de los dioses, reina sobre los cielos y la tierra y vive en las cumbres nevadas del Olimpo. En Zeus se une la fuerza y la justicia. Este dios en particular, junto con otros dioses griegos, garantizan el orden y el mantenimiento de la estructura que sustenta al Universo,  la sucesión de las estaciones, de las cosechas, del día y la noche, de la vida y la muerte, de las generaciones de hombres. Zeus, Poseidón y Hades son hijos de Crono, quien nació de la unión entre Urano, el cielo estrellado y Gea, la tierra. A su vez a la derecha de Zeus se muestra a Hefesto, joven e imberbe, representado como dios auxiliador, con una doble hacha en la mano izquierda. Interviene en el parto como comadrón y, cumplida su misión, parece querer huir, pero vuelve la cabeza fascinado por la doncella armada, mientras que ella gira la cabeza hacia él y hacia Zeus.

Hefesto, nacido sólo de Hera es el dios de las artes del fuego, de la forja artesana; Atenea, también nacida sólo de Zeus, es la patrona de los artesanos y la diosa del telar. Los dos compiten por la defensa de las técnicas y los oficios.

Historia del puteal de la Moncloa

La primera referencia sobre esta pieza la encontramos en 1654, cuando formaba parte de la colección de obras artísticas de la reina Cristina de Suecia. Al morir ésta, en 1689, su único heredero será su secretario Azzolino, quien dejará esta colección a su sobrino Pompeyo. Años después, Pompeyo Azzolino, vende la colección a Livio Odescalchi y cuando éste muere, en 1713, la hereda el príncipe d'Erba. A partir de este momento se divide la colección en tres secciones principales, -pintura, escultura, libros y otros objetos varios-, y por primera vez, se vende por separado provocando la dispersión de la misma por diferentes países europeos.

En el siglo XVIII, época en la que se genera un efecto de redescubrimiento del arte clásico, el monarca español Felipe V se interesa por la sección de escultura de la colección del príncipe d'Erba, más por la influencia de la moda francesa e italiana que por el valor intrínseco que poseían las piezas de esta colección. Posteriormente, Isabel de Farnesio se hace cargo de estos objetos creando un importante gabinete de escultura.

Para Carlos III este gabinete pasa a ser un conjunto de objetos meramente decorativos y los reparte en el Palacio de La Granja y el de Aranjuez. Parece que el Puteal estuvo en este último palacio antes de ser trasladado al de la Moncloa en Madrid, finca de recreo de la reina Isabel II. Posteriormente, tras la revolución de 1868, el Palacio de la Moncloa pasó a la propiedad del Ministerio de Fomento. Fue entonces cuando el señor Rada y Delgado, que trabajaba para la Comisión de Monumentos encargada de la localización y adquisición de obras de arte para los museos españoles, halló casualmente y semienterrado en el jardín de la Mondoa, el Puteal que, a juzgar por la situación en la que fue hallado, bien pudo haber servido de macetero. Desde aquí, se trasladó el Puteal al Museo Arqueológico Nacional, donde pasa a formar parte de los fondos fundacionales de este Museo. Rada y Delgado, interesado desde su hallazgo por esta pieza, encarga a don José Villaamil y Castro, del Cuerpo de Archivos, Bibliotecas y Anticuarios, la única monografía existente hasta hoy del Puteal, si excluimos el coloquio sobre esta pieza publicado muchos años más tarde.

Durante los años 90 una reproducción a escala 1:15 realizada por Francisco Gago, se entregaba a los jefes de estado de visita a España. Desde entonces, la figura a escala se encuentra junto a la sala donde se realizan los consejos de ministros del gobierno de España.

En nuestra tienda podrá encontrar reproducciones de la pieza en distintos tamaño, realizadas usando las últimas tecnologías 3D.